domingo, 17 de noviembre de 2013

PATATITAS ASADAS CON NISCALOS



Este otoño tan raro que estamos teniendo, había atrasado un poco la llegada de las setas en general y de los níscalos en particular. Aquí en nuestra zona levantina, los rovellones, como nosotros los llamamos, son un verdadero manjar, y se cocinan de mil maneras distintas. Esta semana pasada los encontré en el mercado a muy buen precio, así que compre bastantes y los cocine de forma diferente.
Este plato que os propongo hoy es un experimento que se me
ocurrió mientras los limpiaba y francamente quedaron fenomenal.

Ingredientes:

- 1-2 patatas medianas por persona
- 1/2 kgr de rovellones (depende del nº de comensales)
- 4 dientes de ajo
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimentón de la vera

Elaboración:
  No puede ser más fácil, por un lado limpiamos muy bien las patatitas, la piel tiene que estar completamente limpia, ya que las asamos con piel y las partimos por la mitad, y les hacemos pequeños cortes con un cuchillo (para que penetren bien el aceite, la sal y el pimentón).Las adobamos con un buen chorro de aceite, sal y pimentón y  las introducimos al horno precalentado a 200ºC. Tardarán menos de una hora, si las patatas las escoges grandes, tardaran más.
Por otro lado, comenzamos a limpiar los niscalos, para ello, los dejamos un poco a remojo en agua limpia y la cambiamos un par de veces. Quitamos si hay alguna parte dañada y los troceamos al gusto.
En una sartén, ponemos un buen chorro de aceite, freímos los ajitos y añadimos las rovellones. Primero soltarán toda su agua y ya después empiezan a freír.
Ya lo tenemos, solo nos queda emplatar y.....a comer!!!


Ñam,Ñam

Se ha producido un error en este gadget.